Imagen responsive

Equipaje de Mano

    CONVIASA les permite a sus pasajeros una sola pieza de equipaje de mano, cuyas dimensiones le permitan colocarlo en los compartimientos de equipaje de cabina o sombrereras y sus dimensiones máximas no excedan de: 37 Cms. De profundidad + 25 Cms. De alto + 61 Cms. De ancho. = 1.23 Mtr. lineales.

    Los artículos que, a criterio de CONVIASA, sean considerados con peso y tamaño excesivo, no podrán ser aceptados en la cabina de pasajeros.

    Los objetos muy frágiles, no adecuados para ser transportados en el compartimiento de carga, tales como, equipos médicos y análogos pueden ser aceptados para su transporte en la cabina de pasajeros, sólo si se ha avisado previamente a la aerolínea y si se ha obtenido el consentimiento de la misma. El transporte de tales objetos en la cabina de pasajeros, generará cargos adicionales. Si sus dimensiones imposibilitan su transporte en cabina, éstos deberán ser transportados, adecuadamente embalados, como carga aérea.

    El equipaje de mano permitido para ser colocado en el compartimiento ubicado en la parte superior del asiento (SOMBRERERA) o que pueda ser colocado debajo de éste sin ocasionar molestias a los pasajeros ni obstruir el paso, pueden ser:

  Maletín de mano ejecutivo.

  Maletín de mano tipo piloto.

  Maletín de mano para dama (NECESER).

  Bolsos de mano en general.

  Muletas o cualquier otro tipo de auxiliar o prótesis necesarios, siempre que el pasajero dependa de su uso para movilizarse.

    Tenga siempre presente que tanto nuestro personal de tráfico, como nuestra tripulación tienen la potestad de solicitarle que su equipaje de mano sea bajado del avión si no cumplen con las especificaciones mencionadas. También le sugerimos, a la hora de seleccionar su equipaje de cabina, que considere a los otros pasajeros que requieren igualmente de espacio para colocar sus pertenencias en el avión.

Importante

    CONVIASA no se responsabiliza por el traslado como equipaje facturado de los artículos y documentos que se relacionan a continuación, por lo que el pasajero debe tomar las previsiones necesarias para llevarlo como equipaje de mano o en su defecto, por su volumen y fragilidad, enviarlo como carga:

  Joyas.

  Cámaras fotográficas o de video.

  Documentos personales, cheques, dinero en efectivo.

  Calculadoras.

  Botellas de licor.

  Lentes.

  Computadoras, Fax, Celulares, Pilas, Cargadores.

  Cerámicas.

  Vajillas.

  Artículos perecederos.

  Armas de fuego deportivas.

  Televisores, DVD, Blue Ray, Portátiles.

  Mercancías peligrosas.

    El pasajero debe tomar las previsiones necesarias para llevarlo como equipaje de mano o en su defecto, por su volumen y fragilidad, enviarlo como carga. Y no como equipaje facturado.